Sarna bovina

sarna bovina

La sarna bovina son ácaros de distintas especies que causan en los bovinos distintos tipos de sarna:

  • sarna bovina psoróptica, conocida como la “sarna del cuerpo”,
  • sarna bovina chorióptica, vulgarmente se la conoce con el nombre de «sarna de las patas» o «partes bajas»  
  • sarna bovina sarcóptica o escabiosis, conocida vulgarmente como “sarna de la cabeza”, “sarna seca” o “sarna escabiosa”
  • sarna bovina demodécica, que se le conoce como la «sarna de los folículos pilosos y de las glándulas sebáceas».

La sarna es una enfermedad sumamente común en el mundo animal mayormente en lugares o zonas templadas.

sarna bovina tratamiento y control con ivermectina resistente a ivermectina

Contagio de la sarna

Teniendo en cuenta que la sarna se deriva de los ácaros que afectan al animal, es indispensable aclarar, que el contagio de esta enfermedad depende exclusivamente grado de nutrición y condición corporal de los posibles hospedadores, es decir, de la raza bovina. Si bien los ácaros no presentan o provocan una enfermedad de manera directa, pues no transmiten enfermedades al ganado, sin embargo causan daños considerables en el bienestar del animal.

Estos ácaros atribuyen malestares al animal como estrés, intensa comezón causada por las constantes picaduras de estos ácaros al animal, por ello, los bovinos se rascan continuamente hasta provocarse daño a ellos mismos perdiendo así el pelaje y provocándose heridas que quedan abiertas y totalmente expuestas a distintas infecciones de distintas bacterias. Algunos de estos ácaros en casos extremos pueden causar daños completamente nocivos a órganos vitales cuando el hospedador se encuentra con una infestación masiva de estos bichos, cuando es así el caso, puede presentar hasta la muerte del bovino por las toxinas que se presentan en estos casos extremos.

Como se mencionó anteriormente, la sarna es una enfermedad de índole dermatosis parasitaria que puede ser causada por tres distintos géneros de ácaros que afectan, principalmente, aquellos animales mal alimentados o poco cuidados. Estos géneros de ácaros son Psoroptes, Chorioptes y Sarcoptes y Demodex que habitan permanentemente sobre o dentro de las capas superiores de piel del animal. Estos ácaros se transmiten cuando las larvas, ninfas o hembras fertilizadas se transfieren a un huésped potencialmente susceptible por un contacto directo de otro animal enfermo (infectado con sarna) o por la exposición de utensilios o recintos contaminados de ácaros.

La sarna bovina contribuye de manera negativa en la economía debido a la disminución del consumo de alimentos, menor ganancia de peso, descenso de la producción de lácteos y por las lesiones cutáneas que se presentan en un animal enfermo. Esta enfermedad presenta una sintomatología que se caracteriza por una dermatitis descamativa con alopecias y prurito. Asimismo, provoca en el animal irritación, depresión, pérdida de peso de la condición corporal, caída en la producción, anorexia y en casos severos en animales jóvenes no tratados se puede producir la muerte.

Tratamiento de la sarna en bovinos con ivermectina

La sarna se puede emplear tratamientos de baños con productos acaricidas, con antiparasitarios inyectables pertenecientes a la familia de las ivermectinas. Actualmente, algunos ivermectinas no tienen el mismo efecto que antes por lo que se recomienda que se consulte con un veterinario el método adecuado con sus respectivas dosis para tratar a los animales enfermos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.